Fumigación y control de plagas

Una plaga es cualquier especie, raza o biotipo, animal o agente patógeno que el hombre considera perjudicial para su salud, a su propiedad o al medioambiente. De modo que existen plagas de interés médico (parásitos y vectores de enfermedades humanas así como microorganismos patógenos); plagas de interés veterinario (piojos y garrapatas del ganado principalmente); plagas caseras (cucarachas y moscas); plagas de productos almacenados (diversos insectos y roedores) y las plagas agrícolas.

El control integrado de plagas (CIP) es precisamente  la regulación y el manejo de estas  especies referidas como plagas y en INSERGE aplicamos las técnicas más modernas, acorde con la normatividad y legislación ambiental y siendo consecuentes con el cuidado del medio ambiente, ya que utilizamos productos químicos de muy baja toxicidad. Por ello en INSERGE, anticipadamente a la aplicación de un determinado método de CIP, tomamos en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. Problemática específica
  2. Tipo de tratamiento necesario según el grado de riesgo
  3. Espectro de uso del plaguicida a utilizar
  4. Características físicas de los ambientes a tratar.
  5. Grado de infestación.

 El CIP comprende el Control Físico, que son todas las acciones dirigidas a modificar y/o eliminar las condiciones ambientales físicas, favorables para la proliferación de insectos y roedores. Y el Control Químico,  que es la aplicación de productos químicos para la eliminación de insectos y roedores.

 Uno de los aspectos muy importantes a tener en cuenta en la aplicación del  control químico, es que el uso intensivo y continuo de un mismo plaguicida o roenticida causa que las plagas desarrollen resistencia a él. Tal resistencia causará, en el  corto plazo, la necesidad de aumentar la dosificación o buscar nuevos plaguicidas más tóxicos y costosos.   

Contacto

221 1931 / 221 1196 / 221 8665

ventas@inserge.com

Av. Aramburú 335 - San Isidro Lima, Perú

Contador de visitas y estadísticas